De Holanda a Colombia, una charla con Michel Velt

Michel Velt es un fabuloso artista urbano de Groningen (Holanda). Aprovechamos su visita a Colombia para que nos hablara un poco de su visión como artista y lo que ha logrado con esta labor.

Revista Voceros Edición Digital

¿Qué te hizo viajar a Colombia?

Quería empaparme de la escena en Bogotá desde hace tiempo. La venía siguiendo por Internet y finalmente tuve la oportunidad de verlo en persona.

Fui invitado a un festival de Arte Urbano en Miami (Art Basel). Estando allá no pude resistir de tomarme unas pequeñas vacaciones para venir a Colombia.

Tienes una gran cantidad de obras de arte en tu portafolio. Felicitaciones por eso. ¿Estudiaste algo relacionado con el arte o es algo empírico?

¡Gracias!

Bueno, aprendí básicamente de pintar graffiti en las calles. Después estudié en una escuela de artes y aprendí como pintar mejor con pinceles. Luego, volví a las paredes.

Michel Velt en Medellín
Michel Velt en Medellín

Podemos notar que eres apasionado por ilustrar retratos, expresiones, rostros. ¿Alguna razón en particular?

Me parece muy fascinante. Especialmente pintar los ojos. Hacer un retrato es lo más gratificante ya que el resultado es muy agradable y tiene el mejor impacto.

Mi misión es resaltar los alrededores al pintar una pieza. Me encanta el Art Nouveau de 1900. Tengo como meta traer algo estético en lugares que lo necesitan más, por eso la mayoría de mis pinturas son mujeres hermosas con muchas joyas y decoraciones. Solo pinto personas que conozco; amigas o vecinas. Trato de retratarlos con un poco de misterio y melancolía en un estado de soñar despierto.

Por Michel Velt
Por Michel Velt

¿Hay alguna diferencia entre el arte urbano y el graffiti en sí?

Graffiti es principlamente algo como “que se joda el sistema” y hacer conocer tu nombre tan rápido y masivamente como sea posible. La parte artística es desarrollar tu propio estilo pero es limitado a pintar letras.

Vengo del graffiti y mi corazón todavía late más rápido cuando veo una buena pieza en un tren. Graffiti es principalmente por la subcultra en sí misma.

El arte urbano es más positivo, hecho para una audiencia más grande y más creativa. Lo considero el movimiento artístico más importante de estos tiempos. En todos los lugares del mundo, estos artistas urbanos están trabajando en encontrar inventos visuales y nuevos estilos.

¿Cómo puede un artista urbano sacar rentabilidad de esta labor?

No soy un hombre de negocios, pero tras varios años de lucha, puedo finalmente hacerme una pequeña rentabilidad de esto. Empecé pintando paredes para bares, clubs nocturnos y festivales. El truco es desarrollar una manera de pintar buenas piezas y muy rápido siendo sistemático. Tomar solo trabajos o encargos que te lleven a futuros encargos y trabajar con tu único estilo ya que así se hará reconocido.

 

Michel Velt - Artista Holandes
Michel Velt – Artista Holandes

¿Y cómo fue tu primer contacto con los muros?

Mi hermano era un “tagger”. Él me instruyó cuando yo tenía 13 años y puse mi primer “tag” en una estación de tren. De ahí en adelante todo había sido conseguir latas de spray y montarme al techo de la casa de mis padres en la noche para pintar.

En tu visita a Colombia, es de asumir que estuviste más que impactado con la calidad del arte urbano. ¿Algo que decirle a estos artistas?

¡Absolutamente!

¿Qué puedo decir? Vine del otro lado del mundo para ver el arte de Colombia. ¡Sigan con ese buen trabajo!

Así como Colombia te impactó, ¿hay algún otro lugar que puedas recomendar?

No soy tanto de países sino de ciudades. Cada gran ciudad tiene su propia escena. Aparte de Colombia, me gustó mucho la escena en Barcelona, Berlín, Nueva York, Belgrado. Pero quiero regresar a Colombia y continuar viajando por Sudamérica porque me gusta mucho estos estilos.

Cuando vuelva, me gustaría quedarme más tiempo en Colombia y poder colaborar con algunos artistas en la creación de buenas piezas.