7 razones por las que no estás haciendo dinero con el rap

dinero con rap
Revista Voceros Edición Digital

La industria musical es dura y cruel en muchas ocasiones y aceptémoslo, todos quieren hacer dinero con su música por muy underground que se cataloguen.

Pasados eran los tiempos en los que con un par de billetes a una emisora -la famosa payola- podrías sonar así tuvieras una voz horrible o un sonido escasamente aceptable. Hoy día, el oyente ha cambiado mucho, siendo capaz de filtrar los contenidos de consume -no solo en música, sino en servicios, películas, comida, etc- por lo que convencerlos de que te incluyan en su lista de reproducción, paguen la boleta de tu concierto no es tarea fácil y debes esforzarte para ello.

Es común comparar a un rapero con otro, una lírica con otra, etc, pero no es común observar a raperos latinos verdaderamente facturar con actividades relacionadas a su música -no necesariamente como raperos, sino con mercancía de su agrupación/imagen/marca, siendo productores y muchas otras opciones-.

Acá vamos a enfocar 7 razones por las que los cantantes de música rap, quienes detrás de un micrófono pretendiendo desnudar su corazón lanzando mensajes contundentes a la sociedad, podrían no estar facturando como se debe:

1. Te MANTIENES elevado.

No es un secreto para nadie que aquel cliché de que la drogadicción pareciera otro elemento del hip hop es real.

Vaya a un Hip-Hop Al Parque en Bogotá y se dará cuenta que más del 50% de los asistentes están bajo el efecto de alguna droga y es simplemente algo que no se puede evitar -podríamos entrar en temas de educación y demás pero no es el caso-.

Está bien, entendemos que te gusta consumir alcohol en cantidad y drogas. Te gusta mucho la fiesta. Bien por ti, pero así no llegarás a ninguna parte.

A nadie le gustaría hacer negocios con alguien que probablemente nunca esté en sus cinco sentidos. En un escenario fortuito, se podría pensar que se está entablando una conversación seria, pero la realidad es que hay una sola persona cuerda.

Mantener tu mente fresca y enfocada te permite ser una persona de confianza y dar lo mejor de ti en cada proyecto que emprendas.

2. No te relacionas con profesionales.

Eres el típico niño tímido encerrado en la esquina del salón esperando que alguien venga a hablarte. ¿Sabes qué? nadie lo hará. Todo el mundo te mira y piensa que eres un perezoso que todo lo tiene regalado.

Como dicen por ahí, el dinero está en todos lados, hay es que buscarlo. O ponte a pensar quién termina sus estudios y se queda en su casa rascándose esperando que lo llamen para entrevistas.

Hay dos tipos de personas: quienes esperan que las cosas sucedan o quienes las hacen suceder.

El consejo es ser el segundo, ya que ten en cuenta que las oportunidades no desaparecen, simplemente se las queda el mas aguerrido.

Cuando ingresas en el espacio profesional, es el momento de brillar. Ya no eres aquel pretendiente de la música que la disfrutaba en el baño y que su familia le decía que cantaba bien para no destruirle el autoestima, no. Ya eres un profesional que debe codearse con los de su mismo estilo.

A veces, las personas de más bajo perfil pueden tener las más grandes conexiones. Por eso es tan importante hablar con todo el mundo acerca de tus planes y proyecciones.

Te puede interesar: Existe Un Genio En El Hip Hop Y Ese Es Dr. Dre.

3. Pretendes ser otra persona o tener un estilo que no es tuyo.

Has escuchado a esos artistas que se caracterizan por su voz, estilo, forma de interpretar sus canciones, etc. Copiando el estilo de alguno de ellos no será beneficioso para ti. No creas que te van a escuchar porque les recuerdas a fulano, no te escucharán siquiera porque ya están enamorados de aquel que intentas copiar.

No solo las líricas, la forma de hablar y caminar, la forma de ser -muy importante- marcan una imagen en el artista.

Tu tarea sería hacer una pequeña investigación: estudia estilos de todas las eras del hip-hop, incorpora esos estilos que te representen, que se conectan con tu forma de ser -no que tú te conectes a ellos- y vuélvete creativo creando un estilo tuyo, único.

5. Te escondes detrás de un grupo

Tus panas ocupan un espacio muy grande en tu corazón y has estado con ellos desde que empezaste. Que bien, entendemos eso, pero debes identificar en qué momento ellos se vuelven un obstáculo en tu progreso artístico.

Quizá sea tiempo de entablar nuevas relaciones comerciales -tus amigos serán amigos toda la vida, hablamos de negocios y relaciones comerciales-.

Además, como tus panas te aman tanto, quizá no identifiquen tus fallas y no te digan cuando tengas que mejorar ciertos aspectos.  Necesitas personas a tu alrededor que te digan la verdad aunque te duela, te ayuden a escoger el mejor camino para tu carrera y te detengan cuando estás tomando malas decisiones.

6. Eres mucha boca y pocas acciones

¿Cuántas veces has escuchado a alguien decir ‘man, tengo una entrevista o estoy en conversaciones para grabar con [coloca el nombre de alguien importante]’?

Parece que todo el mundo tiene entrevistas y contactos pero realmente solo tienen ilusiones. No seas ese tipo de artistas. Y ni hablar de la compra de seguidores en redes sociales o visitas en sus cuentas de Youtube.

Tienes que enfocarte en publicar música de alta calidad, trabajando consistentemente con otros profesionales, construyendo un público real. Recuerda que tus acciones hablaran más que tus palabras.

7. No te importa lo que tus fans piensan de ti

Aquel dicho de que ‘yo canto para mí’ ha pasado de moda hace siglos -si es que alguna vez estuvo de moda-.

No basta con crear unas cuantas canciones y publicarlas en Youtube para compartir en Facebook y poner: ‘Escucha mi nueva canción’ De hecho, es una manera de bloquearte.

Repetir insistentemente ‘escúchame!’ no solo molesta, sino que no es para nada genuino para crear una conexión con tus fans.

Tienes que tener la mentalidad de que estás construyendo un equipo, una persona a la vez. Ese equipo es tu público, tu audiencia.

Para conectar con ellos no solo debes cantar, sino que debes hablarles y escucharlos también. Envía correos electrónicos, responde sus comentarios en redes sociales, interactúa con ellos cuando te los encuentres en la calle -basta de artistas div@s’- permitiendo que conecten no solo con el artista sino también con la persona detrás del pseudónimo.

Haciendo lo anterior, garantizas que cuando tengas un nuevo producto para lanzar, ellos estarán mucho más interesados tanto en tu música como en ti de una manera más personal.

Es muy fácil caer en cualquiera de las fallas que mencionamos acá, pero es que debes hacer las cosas diferentes al resto.

¿Cuántos de tus colegas han logrado progresar artísticamente y ya no ruegan para ser escuchados?

La clave para una carrera exitosa en el rap -como productor o como cantante- es establecer conexiones de significado y duraderas.

Te puede interesar: 10 Consejos En Los Negocios Por Notorious Big.